Un “click” a la distancia, naturaleza mundial

copia
PUBLICIDAD

¿Tienes alguna duda o situación con tu mascota?

M.V.Z. Salvador Cisneros Guzmán

M.V.Z. July Barba Sánchez

Local 108

Tel.: 449 918-4387

Urgencias: 449 110-7792

.- Constantes cambios en el mundo gracias al Internet.

.- El Magistrado Élfego Bautista Pardo asegura que su acceso es reconocido como derecho humano en el mundo, y en época de la pandemia de SARS COV-19, produjo mayor auge, pues lo convirtió en herramienta de comunicación cotidiana mundial y surgió la reflexión acerca de la importancia de que el acceso a esa red sea garantizado a cualquier persona sin importar su condición social y económica.

.- Precisa que la conectividad digital fue de las principales soluciones para la continuidad de las actividades en el mundo y ayudó a mitigar los descalabros económicos, de educación, de comunicación y laborales ocasionados por ese mal universal.

Blas A. Buendía * __________

No hay vuelta de hoja. La importancia del internet en el siglo XXI, se transformó – con tan solo un “click” a la distancia como naturaleza mundial-, en una herramienta tan muy poderosa y muy usada en todo el Planeta Azul, entre la gran comunidad de adolescentes y adultos.

Pero la pregunta: ¿Qué significa Internet?

Si bien debemos recordar que el correo ordinario que se empleaba –y aún todavía-, para hacer llegar sus mensajes para conquistar distancias, por lógica, la respuesta vendría siendo: Internet es un conjunto descentralizado de redes de comunicación interconectadas, lo que hace que se pueda decir que estamos “todos conectados”, y aparentemente no hay nadie que esté exento de alcanzar una plena geo comunicación muy insigne.

Pese a esos extraordinarios alcances, aún existe sistemas de gobierno oclocráticos que prohíben a sus poblaciones tener el alcance el internet desde los recónditos sitios en el mundo, pero como dirían nuestros abuelos: “Eso es harina de otro costal”, aunque las legislaturas de cada gobierno estén o no acordes a ello, el Internet ahí está y podrá ser utilizado con fines académicos, de negocios, turísticos, etcétera.

En este contexto, el prestigiado Magistrado civilista Élfego Bautista Pardo, en su espacio Así es el Derecho, analiza esta amalgama de ideas y señala que la reforma constitucional de 10 de junio de 2011, dio mayor amplitud y conocimiento acerca de los derechos humanos, los cuales inevitablemente deben ajustarse a la evolución sociopolítica que se vive día con día en un mundo en constante cambio, en el que las de la comunicación modifican la forma de ser, de pensar y de actuar de las personas en casi todos los países, sus regiones y sus ciudades.

Y destaca: El gran poder del avance tecnológico de la información se aprecia en las múltiples redes sociales y recursos de comunicación que existen vía internet, los cuales son fuerza para convocar a miles de personas mediante mensajes. Ante esta realidad fue necesario crear marco jurídico para la protección de los titulares de los derechos que surgen y así poder regular el empleo de este fenómeno de la comunicación mundial.

La pandemia de SARS COV-19 produjo mayor auge al internet, pues lo convirtió en herramienta de comunicación cotidiana mundial y surgió la reflexión acerca de la importancia de que el acceso a esa red sea garantizado a cualquier persona sin importar su condición social y económica, toda vez que la conectividad digital fue de las principales soluciones para la continuidad de las actividades en el mundo y ayudó a mitigar los descalabros económicos, de educación, de comunicación y laborales ocasionados por ese mal universal.

Muchas de las actividades económicas se trasladaron a las computadoras y teléfonos y todo quedó a un “click” de distancia. Hoy el incremento y la demanda de plataformas y herramientas digitales, ha puesto al Internet como uno de los derechos humanos más visibles, por lo que será necesario el desarrollo de nuevas regulaciones con el objeto de ampliar su alcance y garantizar su acceso a toda la población.

Debemos entender al Internet como conjunto de redes de telecomunicaciones que abarcan a todo el mundo, interconectadas entre sí, que proporciona diversos servicios de comunicación mediante protocolos y direccionamiento coordinados internacionalmente para el enrutamiento y procesamiento de los paquetes de datos de cada uno de los servicios. Todos estos elementos necesarios para su funcionamiento lo ponen al alcance de la mayor parte de la población mundial.

El internet apareció en 1983 y en 2011 fue reconocido como derecho humano gracias a Frank La Rue, entonces relator especial para la Promoción y Protección del Derecho a la Libertad de Opinión y Expresión de las Naciones Unidas, quien señaló que “el acceso universal al ciberespacio (…) debe ser entendido como un acceso equitativo, a un precio asequible por todos los ciudadanos, tanto a la infraestructura de la información como a la información y los conocimientos esenciales para el desarrollo humano, colectivo e individual”.

El Consejo de Derechos Humanos de ONU, reconoció el acceso al internet como derecho humano mediante la resolución A/HRC/RES/20/8 de fecha 16 de julio de 2012, señalando que “la naturaleza mundial y abierta de Internet como fuerza impulsora de la aceleración de los progresos hacia el desarrollo en sus distintas formas”, y la solicitud a los Estados a que “promuevan y faciliten el acceso a Internet y la cooperación internacional encaminada al desarrollo de los medios de comunicación y los servicios de información y comunicación en todos los países”.

En México se encuentra consagrado en el artículo 6° Constitucional, que establece que el Estado garantizará el derecho de acceso a las tecnologías de la información y comunicación, así como a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, incluido el de banda ancha e internet (reforma 11 junio 2013).

Asimismo, en el artículo 3° constitucional, fracción V, como parte del derecho a la educación se establece que toda persona tiene derecho a gozar de los beneficios del desarrollo de la ciencia y la innovación tecnológica. El Estado apoyará la investigación e innovación científica, humanística y tecnológica, y garantizará el acceso abierto a la información que derive de ella (reforma 15 mayo 2019).

El internet se ha convertido en herramienta indispensable y de primera necesidad para la vida cotidiana, de ahí que su evolución llevará a que se encuentre al alcance de todos, puntualizó el Jurisconsulto nacido en el estado mexicano de Hidalgo.

Resumiendo, el mundo ya tiene 1,400 millones de usuarios de internet, y Emiel de Research Reinvented creó un Atlas sobre la distribución por países, donde se puede apreciar la brecha digital que de por sí ya es enorme. Mientras en Europa la penetración es del 47% y en EEUU del 73%, África únicamente cuenta con un 5% y Asia con un 14%. Pero esas regiones “ahí la llevan”.

Después del internet, ¿qué otra innovación tecnológica nos tiene preparada la comunidad científica mundial? ¡El tiempo no los diría, porque Así es el Derecho!

El magistrado Élfego Bautista Pardo integra la Quinta Sala Civil, Tercera Ponencia, del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México.

Reportero Free Lance *

filtrodedatospoliticos@gmail.com

www.abachainforma.com.mx