Pasquineros vividores “a la luz de sus sombras”

.- Como de risotada, el Estado de México es una de las principales entidades que, en cada esquina “hay un periódico” y en la siguiente una pulquería; lo mismo resulta ser que en el argot periodístico, jocosamente sobresale: “Cada vez que nace un niño mexiquense, nace un periodista”

.- El gobernador constitucional del Estado de México, Lic. Alfredo del Mazo Maza, debería instruir a sus funcionarios del área de Comunicación Social, hacer una completa depuración de todos esos parásitos pasquineros que han denigrado al medio periodístico nacional.

Blas A. Buendía * ____________

En una controversia generada por la irresponsabilidad del seudo periodista José Vieyra, se encuadra por el simple hecho de pretender extorsionar a los propios reporteros profesionales de los medios de comunicación, para supuestamente “publicar” los reportajes que podrían ser de interés colectivo en un “portal” que Vieyra conoce el vehículo de sus extorsiones, y a quien solo le ha dado por conseguir chayotes perjudicando el patrimonio de sus incautas víctimas.

Si bien dice un refrán “perro no come perro”, es necesario apuntalar que ese tipo de “colegas” desvirtúan la carrera del periodismo nacional, más de quienes hemos participado profesionalmente en importantes diarios de circulación nacional, egresados de insignes escuelas y redacciones en la materia.

El gobernador constitucional del Estado de México, Lic. Alfredo del Mazo Maza, debería instruir a sus funcionarios del área de Comunicación Social, hacer una completa depuración de todos esos parásitos pasquineros que han denigrado al medio periodístico nacional, y quienes a la “luz de sus sombras”, acuden a los eventos del mandatario estatal haciéndole creer que la presencia de ese tipo de “periodistas”, podrían ser la panacea comunicativa del momento.

En los más de 50 años que he desarrollado un periodismo netamente competitivo, me he topado con infinidad de “periodistas” chantajistas, quienes sin rubor alguno, se dicen ser “comunicadores” o directores de inmundos periodiquillos. Como auténticas cucarachas, invaden esferas federales y locales, donde son señalados como extorsionadores. La lista es tumultuosa, y escandalosamente interminable.

Como de risotada, el Estado de México es una de las principales entidades que, en cada esquina “hay un periódico” y en la siguiente una pulquería; lo mismo resulta ser que en el argot periodístico, jocosamente sobresale: “cada vez que nace un niño mexiquense, nace un periodista”.

El ejercicio del periodismo en el Estado de México ha dejado mucho que desear desde tiempos inmemorables, toda vez que el perfil de estos personajes no cumplen a cabalidad los códigos de ética a los que se deben de ceñir, y mucho menos hacer un periodismo transparente y combativo, en lugar de salir en busca del dinero fácil, el chayo que finalmente irá a parar en las cajas registradoras de cantinas o pulquerías, o en los changarros que venden clandestinamente bebidas embriagantes.

Lo único que se recomienda a la comunidad de periodistas profesionales, tener cuidado en el interior de la República, pero sobre todo en lo que corresponde al Estado de México -bastión del chantajismo-, es como también decir: “Mercado que no tenga perro, no es mercado”.

Así se las gastan en el Estado de México, y donde el gobernador Alfredo del Mazo Maza, para que ya no le sigan tomando el pelo, urge que meta en cintura a toda esa clase de rufianes que extorsionan hasta a los policías y comandantes de las diversas corporaciones de seguridad de la entidad. La impunidad es pasmosamente histórica.

En la época del gobernador Arturo Montiel Rojas, extraordinaria fue la sorpresa que al depurar la lista de “reporteros” de la fuente del momento, se encontró que habían registrados más de mil 400 periodistas.

En muchos casos, los “directores” de libelos, tuvieron la suerte de hasta cobrar facturas de 50 mil pesos mensuales, y nadie les decía nada porque el método de libertinaje y complicidad en la colusión de funcionarios, era abominable.

Los índices de corrupción periodística en el Edomex, siempre han sido infaustos, hasta que alguien llegó a meter orden con fortuita depuración en la época montielista.

Pero ahora, míseramente el PRI-Gobierno macista, se ha hecho de la vista gorda, volviendo a tropezar con la misma piedra, que para muchos “reporteros”, ese otro refrán que reza: “Solo pedo y dormido, no se siente tanto lo jodido”, es uno de esos paliativos que mantienen a los malos comunicadores.

Reportero Free Lance *

filtrodedatospoliticos@gmail.com

www.abachainforma.com.mx

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: