Otro triunfo del gremio periodístico organizado, el Senado de la República deroga la “Ley de Imprenta”

z
PUBLICIDAD

¿Tienes alguna duda o situación con tu mascota?

M.V.Z. Salvador Cisneros Guzmán

M.V.Z. July Barba Sánchez

Local 108

Tel.: 449 918-4387

Urgencias: 449 110-7792

Comunicado conjunto

  • Después de 20 años de lucha del gremio periodístico, al fin el Poder Legislativo derogó esa ley preconstitucional y por tanto anticonstitucional
  • Venustiano Carranza la promulgó y tuvieron que pasar 106 años para para abolirla
  • Los gobiernos sucesivos, embriagados de poder, la mantuvieron en vigor para apalear a los periodistas y sus medios.
  • Una víctima emblemática de esa absurda ley fue Ricardo Flores Magón, quien murió en la cárcel de Leavenworth, Kansas, Estados Unidos, al aplicarle su Ley de Espionaje de 1917.

Nos place informar de este nuevo TRIUNFO DEL GREMIO PERIODÍSTICO ORGANIZADO, después de 20 años de lucha y de haber lanzado “La Agenda Legislativa Pendiente del Periodista”, EL SENADO DE LA REPÚBLICA DEROGÓ LA “LEY DE IMPRENTA”

Como lo informó con toda oportunidad, el gremio organizado conformado por la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX; el Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE, y la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP-MÉXICO, el Senado de la República «DEROGÓ LA LEY SOBRE DELITOS DE IMPRENTA”, la minuta respectiva elimina de forma definitiva, de una vez por todas, la ley promulgada por Venustiano Carranza hace 106 años.

Sin lugar a duda, la víctima emblemática de esa absurda ley fue Ricardo Flores Magón, quien después de huir de México y buscar protección en Estados Unidos, fue encarcelado en la cárcel de Leavenworth, Kansas, al aplicarle cargos criminales de la Ley de Espionaje, también aprobada en el país vecino en 1917. En un calabozo de esa prisión falleció “El Mártir por Antonomasia del Periodismo Mexicano”, en circunstancias extrañas, puesto que gozaba de buena salud.

Este es un nuevo triunfo del gremio organizado, puesto que, insistimos, desde  la fundación de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, A. C., FAPERMEX, en mayo de 2002, con el respaldo solidario del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, A. C., CONALIPE, así como de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP, expedimos nuestra demanda dentro de la Agenda Legislativa Pendiente del Periodista en México, a la que consideramos conforme se ha logrado avanzar, como el máximo blindaje a favor de los periodistas y de la libertad de expresión; en su numeral 8 solicitamos al Poder Legislativo:

8.- Derogar la Ley de Imprenta.

Formalmente su nombre es Ley Sobre Delitos de Imprenta y ésta no es anticonstitucional sino preconstitucional, puesto que está vigente desde el 12 de abril de 1917, mientras que nuestra Carta Magna -aunque fue promulgada el 5 de febrero de aquel año-, entró en vigor formalmente el 1 de mayo. Por lo cual insistimos en su derogación por la serie de artículos imprecisos y en desuso.

Como se señala, explicamos que más que una ley anticonstitucional, era una ley preconstitucional, por tanto, al promulgarse la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicano de 1917, dejaba de tener vigencia, sin embargo, los gobiernos sucesivos, embriagados de poder, la mantuvieron en vigor para apalear a los periodistas y sus medios, en consecuencia, a la sociedad toda.

La mencionada derogación fue aprobada por 92 votos a favor y cero en contra y ya ha sido turnada al Presidente de la República para sus efectos constitucionales.

 El Senado explica, en su minuta, que se elimina de forma definitiva la ley promulgada por Venustiano Carranza, porque mantenía en vigor delitos que afectaban gravemente la libertad de expresión, de prensa y manifestación de ideas.

Por su parte el líder de la Junta Directiva del Senado y coordinador de la bancada de Morena, Ricardo Monreal Ávila, declaró que “la libertad de expresión y de pensamiento no puede estar sujeta a censura”.

 Consideró, además, que es inadmisible cualquier regresión a los derechos fundamentales; “por eso, frente a cualquier intento de establecer penalidades a la injuria o a la expresión contra alguna autoridad… se deroga esta Ley para que nadie se vea tentado a aplicar disposiciones que son obsoletas, absurdas, contrarias al principio de progresividad que establece la Constitución”.

Recordó que la Convención Americana sobre Derechos Humanos, establece esta parte sustancial de que la libertad de expresión y de pensamiento no puede estar sujeta a censura ni a revisión por la autoridad.

El Senador Monreal insistió en que se sepulta toda contradicción y retroceso ante el avance progresivo de las garantías y protección de los ciudadanos.

Senado de la República.

Los senadores advirtieron que dicha legislación limitaba, de forma evidente y grave, el goce y ejercicio de los derechos de libertad de expresión, opinión e imprenta.  Por tal motivo, precisaron, se derogó, a fin de garantizar que todas las personas puedan disfrutar de sus derechos humanos, con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad.

En tribuna, la presidenta de la Comisión de Justicia, Olga Sánchez Cordero, consideró que esa Ley ya no tenía cabida en el orden jurídico nacional, por tratarse de un marco normativo que restringía injustificadamente el ejercicio de libertad de expresión, opinión y de imprenta.

Recordó que la ley fue publicada antes de la Constitución Política de 1917, por lo que dejó de responder a la realidad, además de que, resultaba incompatible con el resto de los ordenamientos jurídicos nacionales, puesto que mantenía vigentes procedimientos que hace mucho tiempo fueron derogados.

El presidente de la Comisión de Estudios Legislativos Segunda, Rafael Espino de la Peña, señaló que la Ley de Imprenta ya no tenía uso y resultaba incompatible con el resto de las legislaciones actuales, porque contenía disposiciones que contravienen lo dispuesto en la Constitución. De seguir vigente, explicó el senador, se mantendría en vigor una escala de tipologías de delitos que pueden dañar gravemente la libertad de expresión, prensa, opinión y manifestación de ideas.

Germán Martínez Cázares, senador del Grupo Plural, destacó la importancia del proyecto al considerar que este dictamen tiene el propósito de que “la palabra surja libre”, lo que garantiza el derecho a la libertad de expresión y al mismo tiempo, el de la información pública.

El senador José Alfredo Botello Montes, del Partido Acción Nacional, PAN, celebró el dictamen porque contribuye al avance de la libertad de prensa que ha evolucionado, de tal manera que todas las personas que emitimos una opinión podemos hacerlo sin tener la amenaza de ser sancionados con la cárcel.

Nuestras agrupaciones: Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, A.C.; Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo CONALIPE, A.C.; y la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP-México, se congratulan de éste significativo avance legislativ, por supuesto lo considera una conquista del gremio periodístico organizado de México y reconoce al Senado de la República.

Esta gran conquista nos motiva a seguir adelante con la Agenda Pendiente del Periodista en México y a ser vigilantes de las lamentables posiciones cíclicas que buscan lacerar nuestras libertades.

Culiacán, Sinaloa y Ciudad de México, a 16 de marzo de 2023

UNIDOS POR LA PALABRA LIBRE.

 Por FAPERMEX:

Dra. Eva Joaquina Guerrero Ríos                           Dr. José Arturo Aguirre Bahena

Presidenta del Consejo Directivo                            Presidente del Comité de Vigilancia, Honor y

                                                                                         Justicia

Óscar Alviso Olmeda                                                  Lic. Zahaly Nolazco Rodríguez  

Secretario General                                                      Secretaria de Finanzas

Presidentes Honorarios Vitalicios:

Lic. Roberto Piñón Olivas; Mtra. María Consuelo Eguía Tonella, Mtro. Teodoro Raúl Rentería Villa, Juan Ramón Negrete Jiménez

 Lic. Teodoro Rentería Arróyave Presidente de CONALIPE, Presidente fundador y vitalicio honorario de FAPERMEX y Secretario de Desarrollo Social de FELAP