Muerte de la 4T, va

Adán Juárez ___________

A ver, a ver…Le cuento. Este escribano participó, “a ras de tierra”, como  ciudadano en pleno uso de mis derechos y obligaciones en la promoción del voto para los comicios del 6 de junio en la demarcaciòn de Coyoacán

Involucrarme en política electoral, ha sido para mi un derecho cíivico desde los años noventas. En esta ocasión apoyamos a los candidatos de la alianza PAN, PRI, PRD, que me sirvió para conocer el grado de aceptaciòn o no del gobierno de Lòpez Obrador.

Veamos. Desde que el entonces presidente priista Ernesto Zedillo entregó en 1997 en bandeja de plata la ciudad de México al PRD, en concreto a Cuauhtémoc Cárdenas, en respuesta a los acuerdos con la Casa Blanca, entregando como rehèn a los capitalinos en manos de la izquierda marxista, no se habìa visto una respuesta tan contundente contra la clase gobernante.

Y sí, empezando con el Distrito 23 federal, donde el gran perdedor fue Pablo Gómez, quien pega con la izquierda y cobra con la derecha que, ademàs siempre fue ligado con Carlos Salinas desde que fueron compañeros en la Facultad de Economía, hoy cayò como una figura de barro como siempre lo ha sido.

Zedillo y Cárdenas.

En efecto, el ex perredista y ahora integrante de Morena ya se había acostumbrado a brincar de curul a escaño y al revés, con el cuento de haber participado en el movimiento del 68, al grado que en las elecciones de 2018 su campaña la realizó sólo con telegramas que envió por correo a los electores. ¡Imagínense!

Peroooo tras su triunfo por el efecto López, en 2018, jamás se presentó a ayudar a la ciudadanía de su Distrito. La soberbia en su máxima expresión. Ja!

Si bien el 68 ha servido a muchos para enriquecerse a lo bestia y adquirirr casonas en Coyoacán y en otras zonas residenciales, pero desde hace tiempo todo eso quedó en un  burdo negocio de unos cuantos.

Lo anterior viene a colación porque en días pasados el presidente López Obrador, en una de sus burdas homilías mañaneras atacó a los ciudadanos de Coyoacàn y en particular a los que habitamos en el Distrito 23 que votamos por el académico Gabriel Quadri.

Nos acusò de clase- medieros ignorantes, egoístas, individualistas, sin escrúpulos para progresar; inclusive nos comparò con los que llevaron al poder a Hitler y Pinochet, sin reparar que èl mismo llegò a la silla presiddencial en 2018 por ese estrato social, que hoy ataca.

A este escribano le consta, pues conozco toda la demarcación de Coyoacàn desde que fungí como presidente de la Junta de Vecinos, 1992-1995 y desde entonces mantengo nexos con muchos lideres sociales de la jrudisdicciò,  que ahora se manifiesta un auténtico repudio en contra el gobierno de López Obrador, a quien señalan de engañabobos, corrupto e inepto.

Y no, no sólo es la clase media la enojada, sino tambièn quienes reciben las dádivas de los programas sociales a pesar que los morenistas amenazaron con cancelar tales apoyos.

En su desesperaciòn por ganar ofrecieron el 6 de junio hasta mil pesos por voto, siempre y cuando presentaran la fotografía de la boleta. Imagínense.

Perooooo la clase media “aspiracionista” y los pobres “aspiracionistas” de Coyoacán manifestaron su rechazo al gobierno de la 4T, ante una serie de agravios como la frivolidad en el manejo de la pandemia; la falta de apoyo a pequeños y medianos negocios; el creciente desempleo; el alza de la criminalidad, la carencia de servicios básicos como agua, seguridad pública; elevada corrupción de la 4T, etc.

Y sì, el candidato a diputado federal Gabriel Quadri, le dio una arrastrada a Pablo Gómez, por la sencilla razòn que la gente ya està harta  de los palos de ciego del gobierno de Lòpez Obrador.

Debido al mal gobierno izquierdista de Claudia Sheinbaum, la alianza PAN, PRI, PRD se llevó tambièn a la bolsa los dos distritos federales, dos locales y desde luego la alcaldía de Coyoacán, con Giovanni Gutiérrez, quien con una intensa campaña humanista se ganó la plena confianza del electorado, dejando a su oponente muy atràs en las votaciones a pesar que desde la secretarìa de Bienestar recibiò todo el apoyo federal en materia de dàdivas sociales.

Lo que vimos fueron palos de ciego de Andy, el hijo del presidente que confio en Renè Bejarano, al asignarle el trabajo electoral en varias alcaldìas entre ellas Coyoacàn, Cuauhtèmoc, Alvaro Obregòn, Gustavo A Madero y Xochimilco.

Ante la derrota contundente de la 4T, pues no es lo mismo ganar Colima o Zacatecas que la alcaldìa de Cuauhtèmoc o Coyoacàn, hoy el rey de Palacio lanza rayos y centellas contra la clase media.

Lo ùnico cierto detràs de todo este tsunami electoral es que vemos aunténticamente la muerte de la 4T. ¡Se acabò!

¿Me estás oyendo inutil? Gritaría Paquita la del Barrio.   Unomasmega@gmail.com. Seguiremos informando.

www.entresemana.mx

www.abachainforma.com.mx

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: