México, pueblo indignado, frustrado y ahogado en el miedo

México, pueblo indignado
PUBLICIDAD

¿Tienes alguna duda o situación con tu mascota?

M.V.Z. Salvador Cisneros Guzmán

M.V.Z. July Barba Sánchez

Local 108

Tel.: 449 918-4387

Urgencias: 449 110-7792

.- No puedo respetar a quien nada respeta, ni  instituciones, ni leyes, ni personas ni siquiera a nuestra Constitución Mexicana; no puedo ni quiero respetar a quien sin criterio alguno pisotea la democracia y destruye todo a su paso, a quien pone y quita funcionarios a su antojo y con absoluto desconocimiento de causa, a quien parlotea incoherencias como un perico cada mañana, acusa valiente mexicana.

.- La “Guardia Nacional” está formada por personas sin capacitación que no reúnen los más mínimos requisitos, que no tienen criterio para darnos certeza de estar protegidos, me llena de angustia escuchar las noticias cada día, secuestros, abusos, y que los muertos sean ya nuestro pan de cada día.

Blas A. Buendía * ______

Patricia Flores Marroquín, una ciudadana desesperada como muchos otros millones, demandó a la comunidad de México y el mundo entero, hacer viral un manifiesto público que pone en tela de juicio el devenir del sujeto que actualmente ocupa la posición del Ejecutivo federal mexicano, que conforme a su “docta o bendita ignorancia”, tiene al pueblo indignado, frustrado y ahogado en el miedo.

Si bien consideró que para para entender cada día más que lo único que puede salvar a México es la Revocación de Mandato, recibió parabienes de amplio respeto al transferir sus sentimientos nacionalistas y revolucionarios ideológicos, sin antes desconocer a Andrés Manuel López Obrador como Presidente de este México que cada día se nos desbarata en nuestras propias manos.

Al decirse que plasma sus acciones filosóficas como un “desahogo”, en  esta ocasión NO me dirijo a usted como “Señor Presidente”, usted disculpe, “pero no le reconozco más como presidente de mi país”, no obstante que “esta vez quiero expresarle mi sentir que puedo asegurarle que es el de millones de mexicanos”.

Quiero  transmitirle mi enojo, mi indignación, mi frustración, mi miedo, mi repudio, mi asombro, mi dolor y mi vergüenza de que sea usted el que esté representando a nuestro amado México.

Quiero que sepa que NO lo respeto, no puedo respetar a quien nada respeta, ni  instituciones, ni leyes, ni personas ni siquiera a nuestra Constitución Mexicana (que es nuestra, no suya)  no puedo ni quiero respetar a quien sin criterio alguno pisotea la democracia y destruye todo a su paso, a quien pone y quita funcionarios a su antojo y con absoluto desconocimiento de causa, a quien parlotea incoherencias como un perico cada mañana.

Me indigna sobremanera que aprovechando el descontento el cansancio, la ignorancia y las carencias de las mayorías causadas por las malas  administraciones anteriores y con la bandera de “salvador” y “mesías” de los pobres y desvalidos que votaron esperanzados por usted -ahora sentado en la silla presidencial-, no haga más que destruir y aniquilar instituciones y programas respetables que mal que bien funcionaban y eran un paliativo para tanta gente, las eliminó sin miramientos en vez  de mejorarlas  y eficientarlas.

Ahora la gente más necesitada tiene que recurrir a su “Bondadosa Merced” a mendigar unos pesitos y “recibir atole con el dedo”, que no les servirá apenas para nada.

Me preocupa enormemente la inseguridad y saber que no hay ya un Estado de Derecho, que nuestra nueva “Guardia Nacional” está formada por personas sin capacitación que no reúnen los más mínimos requisitos, que no tienen criterio para darnos certeza de estar protegidos, me llena de angustia escuchar las noticias cada día, secuestros, abusos, y que los muertos sean ya nuestro pan de cada día.

Vivir cada día con el miedo de salir a la calle y no regresar nunca, con el miedo de ser asaltada en cada esquina, con el miedo de que algo le suceda a alguien de nuestros seres queridos.

Me asombra con cuánta desfachatez habla de los corruptos, cuando usted apenas asumiendo su cargo, en un segundo destruyó y clausuró un proyecto como el NAIM (Nuevo Aeropuerto Internacional de México) que podría haber sido un orgullo para México e inagotable fuente de empleos y un atractivo para el mundo entero, enterrando millones y millones que eran nuestros, para hacer su propio “aeropuerto” sin lineamiento alguno, sin estudios técnicos y sin pies ni cabeza: eso es corrupción  y abuso de poder en su más alta expresión.

Me sobrepasa el hecho de ver a toda la gente a la que ha dejado sin empleos de un día para otro por sus caprichosas y absurdas decisiones. Me lastima imaginar a todos esos enfermos en  espera de medicamentos muriendo de desesperación. Me enoja sobremanera, todos los apoyos que ha eliminado para la cultura, la ciencia para los pueblos mágicos y la promoción turística cuando son  básicos  para  el crecimiento.

Ni qué decir de haber eliminado la Reforma Educativa dejando a nuestros niños en manos de maestros ineptos y sindicatos corruptos  y su ceguera que no le permite ver que la educación de calidad es la única y verdadera esperanza de que algún día este país pueda ser el México del cual podamos enorgullecernos. Una muestra de todo ello es que la niñez carece del conocimiento y las estrofas de nuestro Himno Nacional y los Héroes que nos dieron Patria.

Me avergüenza ante el mundo que quien representa a mi país no sepa ni hablar, que ni siquiera esté bien informado acerca de nada, que no tenga la categoría que debiera tener un presidente para codearse con los demás dirigentes de países en el mundo y representarnos con dignidad  en reuniones como el G-20 (Grupo de los 20).

Es muy lamentable ver que ahora seamos  un  país divido, mas divido que nunca por una rivalidad entre Fifís y Chairos (términos despectivos creados por usted, que solo se transforman en odio y rencor, al muy estilo de la 4T). ¡Devuélvanos nuestra identidad Señor López, todos  somos mexicanos!

Le confieso que yo, como muchos mexicanos nunca creí en usted y no vote por su partido porque desde siempre pensé que usted era un inepto ávido de poder pero la verdad, sus “logros“ en estos meses han superado por mucho mis expectativas de su ineptitud.

Es verdad, México ha sufrido por muchos años a presidentes corruptos que dejan mucho qué desear, pero usted Señor López los supera a todos por mucho, toda vez que solo ha a pisotear nuestra dignidad, y por si todo esto fuera poco, ahora se ha convertido en el “mesías” y “salvador” de extranjeros dando albergue y protección a extraños, regalando nuestro dinero a otros países, cuando la necesidad está aquí, en cada esquina extendiendo la mano, cuando nuestro México está desbordado de carencias y nuestra gente  clamando desesperada por una mejor calidad de vida y un México más justo.

Usted Señor López nos ha traicionado, y ha traicionado a México y a los Mexicanos, a quienes nos ha  mentido de la manera más vil. Por eso me atrevo a suplicarle, le exijo si algo de dignidad tiene todavía: ¡RENUNCIE y reconozca su ineptitud!, antes de que nos vayamos todos al carajo.

En la profundidad del Tercer Informe de su mal gobierno, “me di cuenta que no portaba la Banda presidencial, y ¡qué bueno!, en alguna forma usted reconoce que le queda grande el puesto y no es digno de portarla”, puntualiza Patricia Flores Marroquín, una Ciudadana desesperada como muchos.

En el mundo de la ciencia y el conocimiento, el 80% de los humanos carecen de recursos psicológicos y morales para resistirse a las órdenes de la autoridad, aunque se trate de órdenes inmorales e indecentes. Solo un 20% tiene capacidad de crítica.

Por ello, ¡cuidado con las mayorías! porque, por ejemplo, en México han sido consumidas por los fenómenos de la Oclocracia transmutada con la Cleptocracia (o viceversa), so pena que renombrados psicólogos y sociólogos alertan que la tiranía –llámese obradorismo-, pretende “imponer un nuevo orden de comportamiento civil” a través del comunismo, insertados en el pillaje emanado de la muchedumbre.

Reportero Free Lance *

filtrodedatospoliticos@gmail.com

www.abachainforma.com.mx