Médicos del IMSS en Aguascalientes salvaron la vida de una niña de 4 años en crisis epiléptica

.- La operación duró 10 horas y consistió en desconectar la parte del cerebro que estaba en convulsión.

.- Las crisis epilépticas continuas impedían a la pequeña respirar y ponían en riesgo su vida.

Aguascalientes, 28 de junio de 2021.- Especialistas del Hospital General de Zona (HGZ) No. 3 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Aguascalientes realizaron una neurocirugía de alta complejidad, que salvó la vida a una niña de cuatro años de edad, tras presentar estado epiléptico.

A su llegada al HGZ No.3; personal de Urgencias, Neurología, Terapia Intensiva Pediátrica, Anestesiología y Enfermería; coordinaron labores para estabilizar a la pequeña y frenar los daños neurológicos derivados de las crisis epilépticas continuas. Se le colocó un tubo en la garganta para que pudiera respirar (traqueostomía) y una sonda en el estómago para alimentarla (gastrostomía).

La médica tratante, neuróloga pediatra Jessica Deloya Saldaña, explicó que tras realizar múltiples estudios de diagnóstico; se aplicaron diversos tratamientos para el manejo de encefalitis autoinmune. En ello participaron los servicios de Neurología Pediátrica, Pediatría, Terapia Intensiva, Neuroimagen y Electrofisiología.

Ante la persistencia de la epilepsia parcial continua, un equipo multidisciplinario de especialistas decidió realizar un procedimiento neuroquirúrgico de alta resolución para epilepsia de difícil control (refractaria), denominada hemisferectomía funcional periinsular.

Se trata de una neurocirugía de alta complejidad que consiste en desconectar la parte del cerebro que presenta convulsiones, con el propósito de detenerlas, evitar el avance de los daños neurológicos y los riesgos de muerte.

Una vez que la niña ingresó a quirófano, médicos, enfermeras, anestesióloga y demás integrantes del equipo quirúrgico sustentaron a la paciente a lo largo de 10 horas que duraron las labores para desconectar el hemisferio derecho del cerebro.

El neurocirujano que realizó la hemisferectomía, doctor Aurelio López Morales, explicó que la paciente respondió de manera favorable al procedimiento, tras el cual, se mantuvo en observación sin la aparición de nuevos ataques epilépticos.

Luego de la cirugía y aún en su cama de hospital, la pequeña Valeria recibió de manera regular a terapistas del servicio de Rehabilitación Física, que de manera inmediata iniciaron ejercicios encaminados a la recuperación gradual de las facultades cognitivas, motrices y de habla, afectadas por las crisis epilépticas.

La jefa de Pediatría del HGZ No. 3, neuróloga Lucila González García, explicó que conforme la evidencia científica existente, este procedimiento neuroquirúrgico se realiza únicamente en hospitales de Tercer Nivel de atención, sobre todo en países del primer mundo.

Los padres de la pequeña; Erik “N” y Mariela “N”, comentan que su hija empezó con problemas de parálisis en la mitad del cuerpo (hemiparesia) y movimientos involuntarios en manos y piernas (crisis convulsivas continuas), mismas que se habían logrado controlar con diversos tratamientos farmacológicos; no obstante, previo a su hospitalización, las crisis se habían instalado sin ceder.

Al día de hoy, la pequeña Valeria “N” se encuentra en casa, interactúa con las personas de su entorno, se comunica, dibuja, juega y respira por sí misma. En este sentido, la doctora Lucila González explicó que gracias a la capacidad del cerebro para reconectarse (plasticidad), Valeria tiene altas probabilidades de tener, gradualmente, una buena calidad de vida.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: