Marx contra los lectores consumistas

El filólogo, la doctora y un Quevedo constante y paciente ¡Como Job!

Madre, ante el oro                             

 yo me humillo,

es mi amante y amado,

pues de puro enamorado,

anda siempre de amarillo.

Francisco de Quevedo

y Villegas. (1580-1645)

Gustavo Cortés Campa _____________

El medio académico es veleidoso y una tesis con el sutil título “Héroe y voces en La constancia y paciencia de santo Job de Francisco de Quevedo”, a veces se topa con envidias que dificultan encontrar sinodales para su calificación. Pero los méritos de la sustentante, Beatriz Gutiérrez Müller, encontraron cobijo en el doctor Marx Arriaga, quien fue clave para el examen doctoral en la UAM, año de 2013.

Pasados seis años, la ya doctora Gutiérrez Müller y el filólogo Arriaga, por vueltas del destino, coincidieron en el gobierno de la 4T: ella como “No Primera Dama” y el doctor Marx Arriaga como director general de Bibliotecas en la secretaría de Cultura.

Como es evidente, ya a mitad de sexenio, el gobierno de la 4T ha caminado sorteando las intrigas, calumnias, añagazas y mala fe de los que han perdido privilegios, prebendas, negocios…

LECTURA Y CONSUMISMO CAPITALISTA

El doctor Arriaga, desde sus inicios en Bibliotecas, tuvo que enfrentar intereses creados de las mafias enquistadas, pero ha seguido adelante. En 2020 fue nombrado en la dirección de Materiales Educativos de la SEP, donde su intento de rediseñar los libros de texto gratuito le generó un violento ataque de los conservadores.

Marx Arriaga.

Y hace apenas dos días, en una conferencia ante maestros, titulada “Formación de docentes lectores en la Escuela Normal”, un agudo análisis sociológico acerca del conocido uso del sistema capitalista de la lectura como una forma de consumo, desató otra oleada de ataques.

El doctor Arriaga sostuvo que “toda la labor del presidente  López Obrador con la ‘Estrategia Nacional de Lectura’ (sic) se debe convertir en una acción emancipadora.

“Siempre entiendo que no se trata de leer por leer, sino asumiendo el acto de lectura como un compromiso y genera un vínculo con el texto y el autor, y en la medida que se asume este ejercicio como algo que fomenta las relaciones sociales en donde no se trata de un acto individualista de goce (¡Claro! Nada del “placer solitario” preconizado por un literato pervertido y conservador), sino con análisis profundo sobre las semejanzas y diferencias con los demás, se estarán formando sujetos críticos que busquen la emancipación de sus pueblos”.

Establecido lo anterior, el doctor Marx Arriaga hace honor y justicia al nombre que eligieron sus padres, y  lanza la admonición certera:

“De no asumirse de esta manera la lectura, se creará un acto de cultivo formidable para que la nueva derecha educativa pueda plantear un esquema económico de la educación que genera grandes dividendos  para unos cuantos a costa de una sociedad desinformada y marginada”.

“QUÉDATE EN CASA” Y “SANA DISTANCIA”, PROCLAMAS RACISTAS Y CLASISTAS

El doctor Arriaga aprovechó la conferencia para ilustrar a los futuros profesores, con toda puntualidad, acerca de los graves peligros que se ciernen sobre el país, no precisamente por la pandemia, sino por “las acciones que se ejercen” como son los lemas profusamente difundidos por la secretaría de Salud como “quédate en casa” y “sana distancia”, porque eso “generará más racismo y clasismo al cabo del tiempo (¿Al final del tiempo?) y sobre todo, se trata de iniciativas del sistema capitalista, de este perverso sistema capitalista que se burló del decálogo del presidente” (¿?) a quien lo mueve el interés genuino de estar cerca del pueblo”.

Estos puntuales pronunciamientos del doctor Arriaga indudablemente que serán aprovechados por los conservadores para, ya distorsionados, manejarlos como un “ataque interno” a los doctores López Gatell y Jorge Alcocer, pero es claro que nada tienen qué ver con la política sanitaria de la 4T.

Beatriz Gutiérrez Müller.

“DESOCUPA Y BÁJATE UN ESCRITORIO AL SÓTANO”

El doctor Arriaga ha sido blanco de las intrigas de la derecha y de la “mafia periodística” desde el momento mismo en que tomó posesión de la dirección de Bibliotecas. Como llegó con la misión de limpiar todo el sistema, que estaba algo peor que podrido, le inventaron infundios de todo tipo, pero principalmente por el escándalo prefabricado cuando llegó a la Biblioteca Vasconcelos, porque el director, Daniel Goldin era reacio a presentar su renuncia.

La prensa publicó que al llegar, le dijo a Goldin: “Desocupa la dirección y bájate un escritorio al sótano”. Arriaga aclaró puntualmente que eso fue una exageración, que… “hay muchos funcionarios en Bibliotecas, sería muy difícil saber quién le dijo eso”.

ARRIAGA Y LAS MUJERES

En febrero de 2020, en Actopan, Hidalgo, en un acto público, se refirió a las mujeres y su lucha por derechos, de la siguiente forma:

“Mujeres, si en verdad buscan emanciparse  de sus opresores, modificar este sistema machista que las rodea, no esperen que su libertad llegue como un regalo; por favor, lean aquellos libros, ahí están descritos los caminos para su revolución. Nuestro presidente  no las engaña: ¿Quieren cambiar este sistema machista? Necesitan dos cosas: uno, cultura, lo cual les dará identidad y, dos, educación para desarrollar un pensamiento crítico. ¿Quieren ambas? Asistan a la Biblioteca Pública”.

Se puede anticipar que no faltarán reaccionarios que harán el señalamiento que, en realidad, los factores están volteados: primero educación, después cultura. No se podría acceder a la cultura, estadio superior, sin los conocimientos básicos. Pero por supuesto que serían argumentos falaces.

LA PALANCA, SOLO UNA INTRIGA

Una muestra palpable de cómo las intrigas de la derecha golpean, pero no tumban, a la 4T, es de cómo el plan de rediseño de los libros de texto gratuitos fracasó.

Arriaga hizo el intento de rediseñar los libros de texto con materiales renovados  y acordes al plan educativo de la 4T. Para el caso convocó al gremio de artistas visuales para el rediseño.

Como no se disponía de fondos para un pago en efectivo, se propuso entregar un reconocimiento y los créditos en los mismos  textos, pero surgió una oleada de protestas manipuladas por intereses ajenos a la renovación educativa.

Aclaró Arriaga: “No se podía pagar en efectivo, porque la razón principal fue que estamos atravesando un periodo electoral, lo cual impide llevar a cabo un pago en efectivo sin prestarse a malos entendidos. Ofrecimos a los convocados sentirse orgullosos de ser parte de esta gran oportunidad de intervenir en los libros de texto como nunca antes se había hecho… debían sentirse emocionados porque estamos cambiando al país en el asunto de los libros de texto”.

Otra intriga infame contra el doctor Arriaga se manifestó con las especulaciones malintencionadas acerca de que debe su ingreso a la administración pública a su amistad con la doctora Gutiérrez Müller, pero el asunto lo ha aclarado de manera contundente: “La doctora no intervino en forma alguna para mi nombramiento, que lo hizo directamente la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto, igual que en la SEP. Sólo hemos sido colegas como académicos y la relación profesional nada tuvo que ver en los nombramientos”. Aclarado eso, queda descalificada toda versión malévola de tráfico de influencias vía amistosa.

PD: Cabe anotar que la lucha por la emancipación de los pueblos “make strange bedfellows” (extraños compañeros de cama). Sucedió que a mediados de la década de los 60 del siglo pasado, el entonces muy famoso multimillonario Aristóteles Onassis fue entrevistado por un periodista que le preguntó: “¿Qué consejo da a los jóvenes para que, como usted, desde la miseria se conviertan en magnates?”.

Y Onassis contestó: “Pues no perder el tiempo leyendo lo que otros escriben”.

www.abachainforma.com.mx

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: