Los niños y los pobres primero… para joderlos

En la opinión de…

Ricardo Sanher _______

El actual gobierno autoproclamado de la 4 Transformación, nos recuerda en todo momento a los regímenes anteriores, ya sea porque por cualquier problema de relevancia nacional culpa lo mismo al gobierno de Ernesto Zedillo, de Vicente Fox,  de Felipe Calderón o de Enrique Peña Nieto, pero a pesar de haber aceptado hace un año que ya lo que seguía era responsabilidad de su administración, le es más fácil aventar las culpas para ver quién se enreda con ellas. Lo mismo le ha pasado con la mayor apuesta de su gobierno, “los niños y los pobres primero”, pero lo aplicó mal y son estos dos sectores quienes han padecido los errores de su fallida administración.

En ambos casos se podría proponer encuestas como las que le gustan al tabasqueño, que a mano alzada se pregunte al pueblo bueno y sabio algo así como: “Para los mexicanos quién tiene la culpa de la muerte de los niños con cáncer: A) La enfermedad. B) Los pésimos encargados de las compras de los medicamentos”. Lo mismo le sucedió a los mexicanos con escasos recursos económicos, para quienes el Seguro Popular era una excelente opción de curar sus enfermedades a bajo precio, algo en lo que el Insabi brilla por su ausencia, aquí también en una encuesta a brazo alzado la pregunta sería: ¿“Los mexicanos están de acuerdo en desaparecer el Seguro Popular y sustituirlo por el Insabi, institución de nueva creación con todos los retrasos que ello implica? Sí. No.

Pero además habría que añadir la loca idea del regreso a clases de todos los niveles educativos, precisamente cuando lo más fuerte de la pandemia del Covid-19 ataca sin piedad al país. Lo que nos lleva a preguntarnos: ¿Por qué cuando el número de infectados no era lo escandaloso que lo es en este momento, decidieron cerrar las escuelas y ahora que la pandemia está desatada y con los sectores de la población infantil y juvenil del país sin vacunar, deciden que habrá clases porque las habrá? A esa pregunta tanto el Presidente López Obrador como el subsecretario López-Gatell le han dado la vuelta responder.

Además existen otras agravantes que imposibilitan el regreso a clases como lo quiere el señor del Palacio, que es un 23 por ciento de las escuelas de la Secretaría de Educación Pública no cuenta con agua, los menores de edad están sin vacunar y muchos de las personas que trabajan en las escuelas tampoco cuentan con el esquema completo de vacunación. Y qué hace el gobierno para remediar el problema, lo de siempre, le lanza una bola de humo a los padres de familia, por medio de una carta responsiva donde los padres o tutores de los menores se hacen responsables de lo que a éstos les pueda pasar. Y después el Presidente se pregunta por qué los mexicanos no lo quieren ya como Primer Mandatario.

En fin que los mexicanos esperan ansiosos que esta administración ya se termine o de plano de un golpe de timón de 180 grados, que pueda enrutar al país hacia un puerto más seguro, porque por lo que se ve esto va para peor y con las disposiciones anteriores está comprometiendo el futuro del país, niños y adultos con cáncer sin medicamentos, niños expuestos al Covid sin contar con las vacunas aplicadas, niños habitando en hogares donde el sustento económico se vio reducido en un amplio margen, porque uno o de plano los dos sostenes económicos se quedaron sin empleo debido a los recortes presupuestarios aplicados por el actual gobierno.

Total que ya un gran sector de la población se pregunta para dónde chingados va el país con esta mal llamada 4 Transformación. Todo hace pensar que al tabasqueño le pasó lo que dice en su canción aquella cantante de las trencitas, Alicia Villarreal: “Le quedó grande la yegua y a México le faltó jinete”. Así de simple… así de sencillo.

www.entresemana.mx

www.abachainforma.com.mx

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: