La canica ardiente de las armas

El otro dato

Juan Chávez ___________

Aparte de un Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que amaneció hoy con dos presidentes y del espinoso asunto de los altos precios del gas LP, el presidente López Obrador se entretuvo este miércoles con una tercera canica ardiente: el litigio iniciado contra los productores de armas de los Estados Unidos.

La demanda fue presentada ante la corte federal de Boston en cuya capital Massachusetts se asientan las fábricas armamentistas del vecino país del norte demandadas.

México estableció en su querella que el tráfico ilegal de armas provenientes de EU, es una actividad que marca los aumentos exponenciales de los niveles de violencia y homicidios registrados en el país y que día a día se incrementan.

Se trata, en esencia, de pasar de las quejas de décadas a la acción contra el fluido de armas ilegales por la frontera norte de México de más de 3 mil kilómetros de longitud.

Lo interesante de la demanda civil de daños que presentó la secretaría de Relaciones Exteriores, es que por primera vez –en un tema prioritario para México e ignorado por Estados Unidos en la relación bilateral– el gobierno mexicano decidió pasar de las quejas a la acción y, en la denuncia presentada en la Corte Federal de Distrito de Massachusetts, lugar donde están asentadas las empresas demandadas, acusa a poderosas compañías armamentistas estadounidenses de incurrir en “prácticas negligentes” que han provocado un “daño directo e indirecto” al gobierno de México.

Ayer mismo ya había reacciones políticas contra la demanda mexicana, sobre todo en el lado republicano, mientras las compañías demandadas contraatacaron acusando al gobierno mexicano de buscar un “chivo expiatorio” para eludir su responsabilidad en la actividad criminal y la corrupción.

“Estas acusaciones carecen de fundamento. El gobierno mexicano es responsable del crimen desenfrenado y la corrupción dentro de sus propias fronteras”, respondió ayer Lawrence G. Keane, abogado general de la NSSF, una asociación que agrupa a miles de compañías involucradas en la manufactura de armas de fuego en EU.

No hay duda que esta denuncia de México tendrá repercusiones en la relación bilateral y se ve difícil que la justicia estadounidense le dé la razón a nuestro país en una demanda que tiene décadas siendo ignorada por distintas administraciones de Washington; pero tampoco hay duda que la decisión de demandar representa un giro interesante e histórico en la posición de México en materia de cooperación para la seguridad bilateral y el combate al narcotráfico, donde nuestro país y sus gobernantes se han resignado a la dolorosa realidad en la que nosotros ponemos los muertos y ellos, los estadounidenses, el consumo sin control de armas de alto poder y se quedan con la mayor parte de las multimillonarias ganancias que genera el tráfico de drogas…

De los dos presidentes en el tribunal electoral, José Luis Vargas se apresta a presentar el recurso de inconstitucionalidad contra el acuerdo de los cinco ministros que con su “golpismo” lo  desconocieron como el líder del TEPJF. Y por lo que hace al gas, no basto con el levantamiento del paro. Millones de hogares enfrentan la falta del combustible para preparar sus diarios alimentos. O sea: estos dos canicazos quedaron en el limbo obradorcista.

www.entresemana.mx

www.abachainforma.com.mx

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: