Ignacio López Tarso, “Excepcional protagonista”

5446392
PUBLICIDAD

¿Tienes alguna duda o situación con tu mascota?

M.V.Z. Salvador Cisneros Guzmán

M.V.Z. July Barba Sánchez

Local 108

Tel.: 449 918-4387

Urgencias: 449 110-7792

Teodoro Rentería Arróyave _____

Muy afligido, en su momento, informé en nuestras redes sociales y gremiales la triste partida al éter eterno del primer actor Ignacio López Tarso, sin duda alguna, forma parte de esa cauda de los grandes de la escena mexicana.

De ninguna manera se puede decir que el destino le jugó una mala partida a “Macario” por qué no le concedió su deseo de cumplir 100 años de vida, lo había manifestado varias veces en familia, con los amigos y en entrevistas que, benevolente, concedió a los periodistas y conductores que las solicitaban.

Con esa su muy arraigada cordialidad, agregaba a su deseo, la frase: “al fin ya falta poco, menos de dos años”.

Me queda más que claro, que si no se cumplió esa esperanza de vida, a cambio de ello, gracias a su tesón, a su enjundia, a su entrega, al estudio y su muy personal sentido de la actuación, no vivió 100 años, pero vivirá por siempre en la memoria, puesto que su obra de más de 1000 actuaciones, ha quedado filmada, grabada y ubicada en la nube de la Internet, muy aparte de deambular, actuando siempre, en el insondable espacio sideral, que infinito o finito reentrante como lo explican algunos filósofos, que es más que una teoría matemática o astronómica.

Desde su actuación de mendigo en “El hombre de papel” o de la opulencia de un “Cyrano de Bergerac” o “Edipo en Colono”, pasando por el de indígena en “Macario”, con lo cual siempre demostró en su larga carrera, la versatilidad que le era propia.

El actor, Ignacio López Tarso falleció a los 98 años este sábado 11 de marzo de 2023, informó su hijo, también actor, Juan Ignacio Aranda. Una de las últimas obras de teatro que realizó estaba basada en su personaje más recordado: «Macario».

El artista nació en la Ciudad de México en 1925, y dejó, repito, un amplio legado no solo en el cine nacional, sino también en el teatro y la televisión.

Durante su niñez, vivió en diversos estados, como Veracruz y Jalisco. Su familia estaba compuesta por sus padres Ignacia López Herrera y Alfonso López Bermúdez, así como sus hermanos Martha y Alfonso.

Fue bracero, soldado y se inició en la carrera del sacerdocio por la falta de recursos de su familia, López Tarso ingresó a un seminario para ser sacerdote “Al darse cuenta de que no tenía vocación religiosa, abandonó el seminario y fue a probar suerte al Distrito Federal donde trabajó como agente de ventas de una fábrica de ropa de mezclilla.

Se inició en el arte escénico, como estudiante en 1949, en la Academia de Arte Dramático del Instituto Nacional de Bellas Artes, INBA. En la academia conoció a personajes como Celestino Gorostiza, Salvador Novo y Xavier Villaurrutia, quienes fueron sus profesores.

Sin duda, por todo ello remato estás líneas dedicadas al insigne hombre del teatro, del cine, de la televisión y de la radio con el mensaje del presidente Andrés Manuel López Obrador: “Lamento el fallecimiento de Ignacio López Tarso. Excepcional protagonista de películas y otros géneros del arte de la actuación. Me quedó con ‘Pito Pérez’, basada en la novela de José Rubén Romero…” IN MEMORIAM.

Periodista y escritor; presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE; secretario de Desarrollo Social de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP; presidente fundador y vitalicio honorario de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, miembro del Consejo Consultivo permanente del Club Primera Plana, Doctor Honoris Causa por la Universidad Internacional y Académico de Número de la Academia Nacional de Historia y Geografía, ANHG. Agradeceré sus comentarios y críticas en teodororenteriaa@gmail.com Nos escuchamos en las frecuencias en toda la República de Libertas Radio. Le invitamos a visitar: www.felap.info,www.ciap-felap.orgwww.fapermex.org, y www.clubprimeraplana.org, y el portal irradia noticias.com