¿Fin del mundo?

El otro dato

Juan Chávez __________

Mientras López Obrador se embelesa con la nueva sección de sus mañaneras (matinées) para denostar a periodistas y se extasía con la celebración de su tercer año de celebración del triunfo electoral que lo llevó a la Presidencia, hay noticias que más distraen a quienes no cesan de buscar cuestiones raras que en las mañaneras, obvio, ya no son más que aburridas y mentirosas narrativas del mendaz palaciego.

Hoy, amable lector, le invito a compartir lo que la Agencia Especial Europea (ESA) elucubra con respecto a gigante asteroide que lleva siglos de rondar los espacios siderales de la Tierra.

El inmenso asteroide conocido como “Dios del caos” destruirá la Tierra en 2068, dice la agencia que estima los finales de abril de ese año, como los días en que el esteroide se estrellará contra nuestro planeta.

Mucho se ha especulado sobre asteroides impactando la Tierra y provocando el “Fin del mundo” tal y como lo conocemos; sin embargo, muchas de esas alertas han resultado falsas. Nuevas observaciones del asteroide Apophis, que se cree que presenta un ligero riesgo de impactar la Tierra en 2068, responden si hay cualquier posibilidad de impacto durante al menos un siglo.

La ESA estima a Apophis en unos 350 metros de ancho, equivalente a la longitud de tres campos de fútbol.

El asteroide ha estado dentro y fuera de los titulares durante años, ya que los astrónomos han tratado de precisar su órbita y la posibilidad de cualquier impacto futuro.

Poco después de su detección en 2004, los astrónomos predijeron dos posibilidades de impacto en 2029 y 2036, pero las observaciones adicionales del objeto cercano a la Tierra afortunadamente las descartaron. Hasta ahora, quedaba una pequeña pero preocupante posibilidad de impacto en 2068.

El Complejo de Comunicaciones del Espacio Profundo Goldstone de la NASA en California y el Observatorio Green Bank de Virginia Occidental tomaron nuevas observaciones de radar de Apophis a principios de marzo. Han proporcionado suficientes datos sobre la órbita del asteroide para descartar finalmente, con certeza, cualquier impacto terrestre durante al menos 100 años.

Pero el fin del mundo ha generado múltiples teorías desde la misma Biblia y el Popol-Vuh, el libro sagrado de los mayas.

La aparición de desastres, el regreso de Israel al conglomerado de las naciones (1948), la visión de fenómenos celestiales, la pandemia del Covid-19 parecen los prolegómenos bíblicos que anuncian el regreso de Jesucristo para ajustar cuentas a la humanidad.

En los últimos años, los desastres cada vez son más graves por todo el mundo. Suceden con frecuencia terremotos, incendios, hambrunas y plagas, extendiéndose por todas partes. La situación en el mundo está cambiando y es turbulenta. Constantes guerras, violencia, ataques terroristas. Por ejemplo, a fines de 2019, la aparición de una nueva neumonía infectada por el coronavirus en Wuhan, China, que se ha extendido a muchos países, causando una situación grave; en Austria, los incendios forestales que han durado varios meses desde septiembre de 2019, causando daños y pérdidas importantes; en África Oriental  la peor plaga de langostas en los últimos 25 años, causando una crisis alimentaria en muchas naciones africanas; en noviembre de 2019, Venecia, Italia, sufrió la mayor inundación en medio siglo; a principios de 2020, Terranova, Canadá fue azotada por una tormenta de nieve raramente vista en un siglo; las inundaciones catastróficas en indonesia; los terremotos en las islas Kuriles, en Elazig, Turquía, en el Caribe cerca de Cuba y en otros lugares.

Todo, según las sagradas escrituras, a cuenta del final del mundo que “se acerca” (Mateo).

Una nueva interpretación del calendario maya dictó que el fin del mundo llegaría a fin de año del 2020 cuando el 21 de diciembre se dio la gran conjunción de Júpiter y Saturno parecida aquella estrella de Belém en el nacimiento de Jesús.

Pero las profecías siguen ahí, como buena entretención. No más.

www.entresemana.mx

www.abachainforma.com.mx

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: