Fin a ocurrencias obradoristas

El otro dato

Juan Chávez _________

Aunque algunas de las elecciones intermedias federales podrían ser impugnadas luego de que se conozcan los recuentos de los 300 consejos distritales iniciados este miércoles, el 6 de junio sí resultó “histórico” si se considera que Morena perdió la mayoría calificada.

Tal circunstancia le obligará a negociar con diputados de oposición. Será la compra de conciencias con cuantiosas cifras o convicción (alejada, por cierto).

“Será fácil”, ha dicho AMLO. “Algunos priistas o panistas se nos unirán” ha agregado, como una más de sus ocurrencias, sin siquiera aceptar que el PT y el Verde están pensando en abandonar su alianza con Morena en la Cámara de Diputados.

Arturo Herrera.

Por lo pronto, y una más de sus genialidades, fue quitar de la secretaría de Hacienda a Arturo Herrera para nominarlo como gobernador del Banco de México que quiere, a como dé lugar, manejarlo en sus políticas transformadoras.

L(i)opez seguramente no ha tomado en cuenta que Herrera, en una de sus ocurrencias, intentó pararlo en alto… pero por conveniencia calló y por eso fue a dar a la SHCP. Ahora el “ocurrente” lo saca de ahí para mandarlo a Banxico y en su lugar nombra a Rogelio Ramírez de la O. como nuevo titular de Hacienda.

El saldo electoral, sin embargo, ha sido un freno a las ocurrencias que los mexicanos vivimos en sus mañaneras o matinées, como yo les llamo.

Morena necesitará del apoyo del PT y PVEM para formar mayorías que le permitan aprobar cambios legislativos y el Presupuesto de Egresos de la Federación. Pero es probable que el Verde decida unirse a los diputados aliancistas del PAN, PRI y PRD.

En cualquier caso, PAN, PRI y PRD tendrán juntos más de los 167 escaños que se requieren para detener cambios a la Constitución. Parece un logro modesto, pero si tomamos en cuenta que actualmente estos partidos tienen entre todos ellos 138 diputados, podemos dimensionar el tamaño del avance de la alianza opositora en las pasadas elecciones.

La clave del éxito fueron las candidaturas comunes en 219 distritos federales. La coalición les permitió incrementar el número de distritos ganados de 49 a 108. Sin esta estrategia, PAN, PRI y PRD habrían quedado masivamente subrepresentados en la Cámara de Diputados. Además, Morena y sus aliados habrían conseguido la mayoría calificada.

Los aliancistas podrían contar con los diputados de Movimiento Ciudadano que consiguió entre 21 y 27 escaños. No es dable pensar que MC se una a Morena en la cámara de San Lázaro. En todo caso, hay que verlo como la bisagra que decidirá el todo por el bien de México, despuntado esto por las dos gubernaturas que ganó, Nuevo León y está por decidirse Campeche, y las 7 ciudades importantes que asegura haber conquistado: Monterrey, Guadalajara, Ciudad Neza, Tuxtla Gutiérrez, Campeche, Zapopan y Tlajomulco.

Como consecuencia de las elecciones pasadas, la democracia mexicana salió fortalecida. El resultado augura estabilidad en el marco constitucional durante la segunda mitad del gobierno de la llamada 4ta. Transformación, lo cual ayuda a fortalecer el Estado de derecho y evitar el deterioro del ambiente de negocios.

Con la elección del domingo pasado, ¿estaremos las clases medias levantando murallas al caudillismo del Presidente?

www.entresemana.mx

www.abachainforma.com.mx

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: