Exembajador peruano: bloqueo a Cuba es genocida e ilegal

000101038W
PUBLICIDAD

¿Tienes alguna duda o situación con tu mascota?

M.V.Z. Salvador Cisneros Guzmán

M.V.Z. July Barba Sánchez

Local 108

Tel.: 449 918-4387

Urgencias: 449 110-7792

Manuel Robles Sosa (*) ______

Lima (Prensa Latina).-  El bloqueo de Estados Unidos contra Cuba es genocida e ilegal, afirmó Víctor Mayorga, destacado abogado que fue juez de la Corte Superior de la región de Cusco y durante varios años ejerció como embajador de Perú en La Habana.

Entrevistado por Prensa Latina, habló de la realidad de la isla y condenó el bloqueo norteamericano, recrudecido por las leyes Torricelli (1992) y Helms-Burton (1996), y por las más de 240 medidas del gobierno de Donald Trump (2017-enero 20, 2021).

Prensa Latina (PL): ¿Qué opina sobre la arremetida de Estados Unidos contra Cuba y el comportamiento del presidente Joe Biden, quien incumple su promesa electoral de retomar la política de Obama hacia La Habana?

Víctor Mayorga (VM): Es un hecho condenable porque el gobierno de Estados Unidos desde el triunfo de la Revolución cubana, hace más de 60 años, pretende el cambio del régimen revolucionario, colapsar el socialismo. Con tal fin dictó leyes como la Torricelli de 1992 y la  Helms-Burton de 1996.

En pleno recrudecimiento del bloqueo económico, financiero y comercial, y en plena pandemia, el gobierno estadounidense arremetió contra Cuba promoviendo los disturbios del 11 y 12 de julio del 2021, embestida de la que fueron parte los contrarrevolucionarios cubanos residentes en Miami.

Víctor Mayorga.

El imperio y un pequeño grupo que sucumbe ante la presión de Washington y sus organismos como la Fundación Nacional para la Democracia (NED) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), aprovecharon de la existencia de problemas de escasez de alimentos y combustible, problemas generados por el cerco genocida.

Soñaron que era el momento propicio para su intentona, pero fracasaron una vez más porque el heroico pueblo cubano salió masivamente a las calles en defensa de la Revolución y del proceso que dirige el presidente Miguel Díaz-Canel y el Partido Comunista de Cuba.

PL: ¿Cómo valora la reacción del Gobierno de Cuba, de diálogo y medidas sociales tras la algarada del 11 de julio?

VM: El Gobierno de Cuba, pese a los difíciles momentos que atraviesa el país por la pandemia y el recrudecimiento del bloqueo impuesto por Estados Unidos, mantiene su firme propósito de defender la paz mundial y la soberanía de su pueblo, y no renuncia al diálogo en igualdad de condiciones.

Ha manifestado su disposición a un comercio bilateral en favor de los pueblos de Estados Unidos y de Cuba, sin renunciar a las medidas sociales que desde el triunfo de la Revolución y bajo la conducción de Fidel Castro se adoptaron y se implementaron en favor del pueblo cubano.

PL: ¿Tiene alguna duda de que los disturbios fueron inducidos?

VM: No hay duda de que los disturbios fueron inducidos desde Estados Unidos, como denunció el canciller Bruno Rodríguez. Desde Miami y a través de las redes sociales y de medios de comunicación como CNN. Washington destinó, en las últimas dos décadas, 250 millones de dólares para subvertir el orden en Cuba.

Simultáneamente a los groseros SOS Cuba, ayuda humanitaria, lo que buscan es una intervención militar en la Isla.

PL: ¿Qué opina sobre el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba?

VM: Es un genocidio puesto que obstaculiza el desarrollo de la economía. Cuba no puede vender productos como ron y tabaco en el mercado estadounidense, no puede adquirir ni medicinas ni jeringas tan necesarias para vacunar a la población.

Está también afectado el transporte público y el suministro de energía debido a las limitaciones impuestas por el gobierno norteamericano para que Cuba adquiera combustible.

Las pérdidas ocasionadas a Cuba y su pueblo, solo entre abril del 2019 y marzo del 2020, alcanzaron cinco mil 570 millones de dólares.

Pese a esta dolorosa situación, el gobierno cubano no renuncia al bienestar de la población y, por el contrario, aplica reformas importantes para garantizar la continuidad de las políticas de salud, educación, cultura, deporte y seguridad social.

PL: Desde el punto de vista jurídico, ¿podría decir de qué manera el bloqueo a Cuba viola la legalidad internacional?

VM: A mérito del derecho de libre determinación, los pueblos deben decidir la forma de gobierno, su régimen económico, social y cultural sin injerencias externas.

Así lo consagran pactos internacionales de Derechos Humanos, como también en resoluciones de las Naciones Unidas. Se trata de un principio fundamental del Derecho Internacional Público, es una norma Ius cogens.

El bloqueo económico, financiero y comercial contra Cuba es una abyecta violación del Derecho Internacional porque su aplicación tiene un carácter extraterritorial y atenta contra la soberanía de Cuba al no reconocer su derecho a la libre autodeterminación.

La ley denominada Helms-Burton, de carácter extraterritorial encubierta con ropaje de derecho, es una expresión abusiva y violatoria del Derecho Internacional Público, constituye la prueba de la intromisión de Estados Unidos en las relaciones comerciales de Cuba con todos los países.

Con la activación de los títulos III y IV de la mencionada ley se agravan todas las sanciones internacionales contra terceros países que establezcan algún tipo de relaciones comerciales con Cuba o brinden algún tipo de asistencia.

La ley busca así desalentar a inversionistas extranjeros, pues a los empresarios y comerciantes los amenazan con llevarlos a los tribunales estadounidenses. Es claro que el objetivo de esta nefasta ley abiertamente injerencista es generar descontento y caos en Cuba, intentar el cambio del gobierno revolucionario e implantar un Estado neocolonial.

PL: ¿Qué tan importante es la solidaridad internacional contra el bloqueo a Cuba?

VM: Muy importante. Ante esa abusiva y unilateral pretensión se incrementan las protestas en el mundo entero exigiendo el levantamiento del cruel y nefasto bloqueo estadounidense.

En la Asamblea General de la ONU del 23 de junio de este año, 184 países votaron a favor de la moción presentada por el gobierno de Cuba exigiendo el fin del bloqueo norteamericano.    Sin embargo, Estados Unidos, en actitud soberbia, hace oídos sordos a 29 años continuos de exigencia similar, por lo que todos debemos continuar en la lucha por el levantamiento del bloqueo, por la defensa de la autodeterminación de Cuba y su soberanía, porque defender la patria de Fidel Castro, Raúl Castro y José Martí es defender a nuestros pueblos.

PL: Estados Unidos suele acusar a Cuba de intervenir en otros países, ¿qué opina de esas acusaciones? Siendo Perú uno de los primeros países que restableció relaciones con Cuba hace cerca de medio siglo, ¿ha intervenido Cuba en los asuntos internos de Perú?

VM: Es una acusación sin prueba alguna que pretende desacreditar a Cuba diseminando calumnias por el mundo entero. En todo caso el país que más guerras e intervenciones ha realizado es Estados Unidos, sea su gobierno republicano o demócrata.    Cuba nunca intervino en los asuntos internos del Perú. Por el contrario, en demostración de solidaridad, nos brindó asistencia médica con sus profesionales en salud, con hospitales de campaña en ocasiones de los terremotos que asolaron importantes regiones en Huaraz e Ica.

La brigada del contingente internacional de médicos especializados en situaciones de desastres y graves epidemias Henry Reeve, distribuida en diferentes lugares de nuestro país, contribuyó eficazmente en la lucha contra la pandemia de la Covid-19.

PL: ¿Cómo fue su experiencia como embajador en Cuba?

VM: De un trabajo intenso de cooperación entre Perú y Cuba. Suscribimos importantes convenios en salud y educación, de protección diplomática, asistencia y coordinación.

Visitamos a los becarios peruanos que estudiaban en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) y en facultades de medicina ubicadas en distintas provincias de Cuba, y a quienes estudiaban otras profesiones.

Mi estadía de más de cuatro años me permitió conocer la mayor parte del territorio cubano, constatar el espíritu revolucionario del pueblo y su convicción para defender la patria socialista, su profundo espíritu solidario.

Fue una experiencia grata y de aprendizaje. Debo destacar la enorme sencillez de los dirigentes, los diplomáticos y los ciudadanos cubanos.

(*) Corresponsal de Prensa Latina en Perú.