El juego que podría costarle el poder a AMLO y sin el tapado

Centro histórico

.- Tráfico ilícito de armas de EU a México deteriora condiciones de paz.

Crescencio Cárdenas Ayllón ____________

La verdad de los dichos siempre se hace presente en cualquier platica y sus resultados resultan de lo adivinatorio sobre todo cuando se emplean en la política y más en la que ocupa lugares de profesía de dirigentes importantes. Tal es el caso de las menciones que ha hecho recientemente el residente López Obrador en su matutina de la mañana cuando menciona quién o quienes integran su lista de sucesión de presidencia cuando apenas va a la mitad de su sexenio.

Entonces se aplica el dicho de que no por mucho madrugar amanece más temprano o bien el que señala que si piden montar a los caballos antes de que nazcan se corre el riesgo de que nazcan pandos. Pero eso no le importa al Jefe del Ejecutivo Mexicano quien prefiere “dile tonto antes de que te diga” O bien el de que quien pega primero pega dos veces, en fin que la lotería en ese sentido ya se está barajeando desde endenantes y se irá madurando al paso de los años que siguen y lo que falta del sexenio claro.

Así fue que ahora se maneja en medios que en el sistema político mexicano el tema de la sucesión presidencial posiblemente es el que más llama la atención y moviliza a los diversos grupos de presión, que siempre buscan poner a salvo sus intereses. Es seguro que el presidente López Obrador sabe que así opera este fenómeno y también sabe que él tiene, en su tercer año de gobierno, el control del poder que la Constitución le otorga y que difícilmente algún aspirante o grupo de interés actuará para que inicie su declive.

En días recientes el presidente López Obrador se ha referido en dos ocasiones a la sucesión presidencial al mencionar que, en su partido Morena, se llevará a cabo un proceso que se caracterizará por dos aspectos. El primero, es que se efectuará un cambio generacional, es decir, que el próximo candidato será más joven que él. El segundo es que tiene diversas opciones para ocupar la candidatura presidencial.

Desde su conferencia de prensa mañanera el presidente López Obrador mencionó como posibles aspirantes a candidatos de Morena en 2024 a Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno en la CDMX; Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores; Tatiana Cloutier, secretaria de Economía; Rocío Nahle, secretaria de Energía; Esteban Moctezuma, embajador en Estados Unidos y Juan Ramón de la Fuente, representante ante la ONU.

Ah, pero un militante y fundador de Morena, el senador Ricardo Monreal fue omitido por el presidente López Obrador en su lista de aspirantes, lo que llamó la atención y fue comentado en medios. El legislador manifestó su intención de buscar la candidatura, cuando se presente la convocatoria de Morena, lo que podría tardar más de dos años, en los que podrían suceder muchas cosas que modifiquen el actual escenario, conveniente solo para el presidente López Obrador.

El presidente López Obrador comentó que la lista de posibles aspirantes a la candidatura en 2024, significaba el fin de la práctica del “Tapado”, que utilizaba en el pasado el presidente en turno. En aquel entonces, quedaba “oculto” el nombre del posible sucesor, lo que motivaba la especulación de los medios y grupos de interés, que buscaban alguna “señal” para manifestar su apoyo al designado.

Según Enrique Pérez Quintana adelantar la sucesión presidencial podría significar una estrategia del presidente López Obrador para hacer que los funcionarios-aspirantes mencionados eleven su productividad administrativa, pero también inicien el trabajo político entre la militancia del partido y los grupos de presión, que los llevaría al poder lo que, irremediablemente, generará un ambiente de confrontación entre ellos y el resto del gabinete que buscará asegurar su futuro, acercándose al mejor “posicionado”.

Es obvio que los funcionarios mencionados harán su “luchita” para obtener el apoyo del presidente y la consecuente candidatura. Esto es lo que es igual a la sucesión presidencial del pasado que ahora López Obrador dice que ya no existe. Permanece al final del camino el juego del Tapado, la designación por parte del presidente de quien será su sucesor, aunque se simule la consulta a las bases, se levante una encuesta y se diga que los militantes deciden quién será el candidato.

Las especulaciones de estos días indican que la “preferida” del presidente es Claudia Sheinbaum, porque ha crecido políticamente bajo la tutela de López Obrador, lo que “garantizaría” la continuidad del proyecto de la 4T y la tranquilidad para el “padrino” que se retiraría de la vida pública, según ha dicho.

Por cierto que el “tapado” más famoso en el pasado fue en el tiempo que andaban de moda unos cigarrillos marca “LM” y se decía que eran los que fumaba “el tapado” y resultó que era nada menos Don Adolfo López Mateos.   En fin ya veremos dijo un ciego.

Con el propósito de elaborar una agenda multilateral que permita instrumentar y desarrollar estrategias regionales, hemisféricas y globales para acabar con el tráfico ilícito de armas hacia México, el Senado de la República solicitará al gobierno federal un informe sobre ese fenómeno del que se beneficia el crimen organizado y que ha disparado el número de homicidios.

El coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, Ricardo Monreal, presentará un punto de acuerdo de urgente resolución, para solicitar al Ejecutivo Federal que informe sobre el tráfico ilegal de armas de Estados Unidos hacia México, pues en 2019, las armas de fuego estuvieron presentes en 6.1 millones de delitos, cifra que es una señal de alarma “debido a que demuestra cómo las condiciones de paz y bienestar en nuestro país han disminuido”.

El legislador argumenta que desde hace más de una década, el tráfico ilícito de armas es un catalizador de la violencia en México, ya que “incrementa el poder de fuego de la delincuencia organizada y afecta la cohesión social, el bienestar y las oportunidades de desarrollo de las y los ciudadanos”.

Subrayó que “una consecuencia más escalofriante de la violencia armada es la reducción de la esperanza de vida en México entre 0.5 y dos años, así como un aumento, en los últimos 20 años, del 375 por ciento en el uso de armas de fuego en feminicidios”.

Además, resaltó que según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica, en 2020, hubo 34 mil 515 muertes por armas de fuego, por lo que resulta primordial diagnosticar y establecer acciones para atender el fenómeno del tráfico ilícito de armas y los efectos de la violencia armada.

En su propuesta, Monreal Ávila considera necesario generar una agenda pública bilateral y multilateral, a fin de emprender acciones puntuales enfocadas a detener el tráfico y fabricación ilícitos de armas en dos vertientes:

Primero, con el intercambio de información y el uso de inteligencia dirigida a compartir, desarrollar e instrumentar estrategias regionales, hemisféricas y globales, y después, con el despliegue de operativos, coordinados y transnacionales, en puntos de salida, tanto de personas como de carga, que incluyan puertos marítimos, aéreos y vías férreas.

El senador destacó que también se requiere analizar las tasas de hospitalizaciones por lesiones y heridas de bala, así como la proporción de homicidios y suicidios que han aumentado sustancialmente en el contexto actual, en el que resaltan factores como pobreza, impunidad, falta de Estado de derecho y recientemente el confinamiento provocado por la pandemia de Covid-19.

“El flujo ilícito de armas, municiones y componentes armamentísticos norte-sur ha fungido como un catalizador de la violencia armada que se vive en México”, señala, al detallar que, de acuerdo con la Secretaría de la Defensa Nacional, anualmente cruzan entre 250 y 280 mil armas, lo que se traduce en más de 2.5 millones de armas en los últimos diez años.

Para realizar el diagnóstico sobre este grave problema, continuó el legislador, es indispensable tener en consideración la vecindad entre México y Estados Unidos que, por diversas condiciones históricas, políticas, sociales, económicas y culturales, representa un reto mayúsculo. Ambos países comparten más de tres mil kilómetros de frontera, cuya extensión se configura como un lugar en el que acontecen actividades relacionadas con la delincuencia organizada, como el tráfico de armas, drogas, personas, lavado de dinero y contrabando, entre otras.

Ricardo Monreal remarcó que el organismo Small Arms Survey, del Instituto de Postgrado de Altos Estudios Internacionales y de Desarrollo de Ginebra, estima que nuestro país ocupa la sétima posición en el mundo con más armas de fuego en manos de civiles de forma legal e ilegal, con un número aproximado de 16.8 millones de armas.

Además, según el Instituto Nacional de Estadística y Geográfica (INEGI), en el país el costo total de la inseguridad y el delito representa alrededor del 1.53 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Tan solo el año pasado, se estimaron 22.3 millones de víctimas, mayores de 18 años. Respecto a las estadísticas relacionadas con armas de fuego, en 2019 los homicidios representaron la primera causa de muerte entre jóvenes de 15 a 44 años y el 72 por ciento de éstos fueron cometidos con arma de fuego.

Luis Cárdenas Palomino, exdirector de Seguridad Regional de la Policía Federal y colaborador cercano a Genaro García Luna, fue detenido en el Estado de México en un operativo conjunto de la Fiscalía General de la República (FGR), la Secretaría de Marina y el Centro Nacional de Inteligencia.

A través de un comunicado, la FGR indicó que luego de trabajos de investigación se pudo identificar la ubicación de Cárdenas Palomino en un inmueble en Naucalpan, Estado de México, lugar donde esta madrugada fue ejecutada una orden de cateo en la que se le detuvo.

El exfuncionario, relacionado con probables hechos de tortura ocurridos en 2012, en contra de presuntos secuestradores, quedó a disposición del Juez Federal quien determinará su situación jurídica. El 24 de septiembre de 2020, un juez federal libró una orden de aprehensión contra Luis Cárdenas Palomino, por el delito de tortura en la modalidad de instigador y autor material.

Palomino forma parte de una indagatoria de la Fiscalía General de la República (FGR) contra 13 elementos y mandos de la Policía Federal acusados de golpear y torturar a cuatro personas el 27 de abril del 2012.

El 31 de julio de 2020, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público procedió con el congelamiento de más de 45 cuentas bancarias relacionadas a Luis Cárdenas Palomino y Ramón Eduardo Pequeño García, ex altos mandos de la desaparecida Policía Federal acusados en Estados Unidos de trabajar para el Cártel de Sinaloa.

Entonces, autoridades federales confirmaron a Animal Político que en el caso de Cárdenas Palomino se procedió con el congelamiento de 40 cuentas bancarias a su nombre en distintas instituciones, a los que se suman cinco cuentas bancarias de terceros vinculados con él. Luis Cárdenas Palomino y Ramón Eduardo Pequeño García fueron durante tres sexenios altos mandos de la policía en México.

Impulsados por su jefe, Genaro García Luna, escalaron posiciones en áreas de seguridad e inteligencia, hasta tener a su cargo operativos clave contra el crimen organizado y la vigilancia de instalaciones estratégicas, carreteras y aeropuertos.

Por lo demás, creo que todos estamos bien.

www.entresemana.mx

www.abachainforma.com.mx

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: