Don José María Chávez Alonzo

PUBLICIDAD

¿Tienes alguna duda o situación con tu mascota?

M.V.Z. Salvador Cisneros Guzmán

M.V.Z. July Barba Sánchez

Local 108

Tel.: 449 918-4387

Urgencias: 449 110-7792

Gobernador y comandante militar de aguascalientes

Las plumas de Quetzalcóatl

Guillermo Morán Romo _________

AMIGOS, el día 26 de febrero pasado se cumplieron 209 años del natalicio de “El Patricio”, don José María Chávez Alonzo, (igual se cumplieron, el 5 de abril, 157 años de su muerte por fusilamiento), Prócer de la Reforma que intervino en forma destacada en la política de Aguascalientes, quien nació (corrección que se debe a las investigaciones realizadas por el Cronista Vitalicio de Aguascalientes, don Alejandro Topete del Valle), no en el rancho del ”Alamito”, que no existe, ni en el sur de Aguascalientes, ni en alguna parte de la comarca aledaña, sino en el rancho de “El Palomito”, en la vecina población de Encarnación de Díaz, Jal., a los 26 días del mes de febrero de 1812, “como lo prueba (agrega el suspirado don Alejandro), su fe de bautismo, cuyo original encontramos, dice, al folio 152 frente del libro número 4 que se guarda en el archivo parroquial de la vecina población jalisciense”.

Por azares de la guerra, su familia se trasladó a esta ciudad de Aguascalientes buscando refugio, justamente cuando languidecía la gesta de Independencia en los años de 1818, por la muerte de Hidalgo y Morelos.

Calle de El Obrador en 1884, hoy calle de José María Chávez.

José María Chávez Alonzo fue hombre de extracción modesta, formado por sí mismo, a quien el contacto con el campo sin duda le imprimió un sello indeleble por el apego al trabajo, la nobleza y la fe en los destinos de México.

El Prócer aprendió en su juventud el oficio de carpintero, motivo por el cual, en compañía de su padre, don José Francisco Chávez, quien en el rancho “El Palomito” era agricultor, estableció un taller acá en Aguascalientes, en el que trabajaron su padre y sus hermanos empleando a varios jefes de familia, a quienes transmitieron sus conocimientos, taller que fundó en la calle de El Obrador, hoy conocida precisamente como José María Chávez y al que dio el nombre de EL ESFUERZO.

Descendientes y familiares de José María Chávez, 5 de mayo de 1898 en la ceremonia donde se descubrió la estatua de El Patricio en Paseo de la Reforma.

Los talleres de Chávez no tuvieron espíritu lucrativo. Él agrupaba a sus artesanos en sociedades mutualistas y los obreros tenían participación en las utilidades. Se elaboraban trabajos de imprenta, herrería, fundición y carpintería.

En el año de 1830 contrajo matrimonio con la señorita Rosario Mendoza, con quien procreó numerosos vástagos, de los cuales sobrevivieron siete, hasta que dona Rosario falleció en abril de 1849. casó, en segundas nupcias con dona Néstora Pedroza Udave con quien acrecentó su descendencia con otros seis hijos.

Escudo nacional grabado y confeccionado en los talleres de José María Chávez.

El taller creció de tal forma que todos sus hijos, siete del primer matrimonio y seis del segundo, trabajaban en la fábrica, verdadero conjunto de talleres situados en medio de los enormes patios. Pululaban carpinteros, plomeros, pintores, herreros, tapiceros, talabarteros, impresores y obrajeros, ebanistas y encuadernadores.

SU VIDA POLÍTICA

No podía ser que sus méritos como buen ciudadano, interesado en todas las manifestaciones de la cultura de Aguascalientes pasara desapercibido en la vida política de nuestra comunidad. Tenía que ser llamado a compartir responsabilidades civiles para aportar sus experiencias, en los destinos del pueblo. Así, don José María Chávez fue electo primero diputado en 1857, luego fue nombrado Gobernador Interino en 1859 y Gobernador Constitucional de 1862 a 1864, todo en medio de las confusiones reinantes del golpe de estado de Comonfort, la Guerra de Tres Años y las amenazas de la intervención francesa.

El gobernador constitucional rodeado de sus colaboradores en 1862.

 Don José María Chávez iniciaba sus labores a las cinco de la mañana junto con todos los demás obreros y al filo de las ocho de la mañana se retiraba a Palacio de Gobierno para cumplir su encomienda gubernamental.

Chávez llegó a la gubernatura del Estado por aclamación popular y el apoyo de don Benito Juárez y se vio envuelto en la guerra contra el invasor francés, por lo que debió empuñar las armas para organizar el Escuadrón de Lanceros de Aguascalientes, con el cual se dirigió a Jerez, en donde fue sorprendido por fuerzas francesas. Le hirieron e hicieron prisionero en tanto asesinaban a sus acompañantes.

Estatua en el Paseo de la Reforma. Obra de otro aguascalentense, Jesús F. Contreras, sobrino de El Patricio.

A Chávez se le trasladó a Zacatecas en donde fue sometido a un simulacro de Consejo de Guerra, durante el cual se le condenó a muerte, por lo que fue conducido a la Hacienda de Malpaso, en donde fue pasado por las armas, es decir, fue fusilado el 5 de abril del año de 1864.

SUS RESTOS DESCANSAN EN LA EXEDRA DE LA PLAZA PRINCIPAL

Se tiene conocimiento que el 18 de octubre de 1865, sus restos fueron trasladados a esta ciudad de Aguascalientes para depositarse en el Panteón de La Salud, y finalmente, en abril de 1940, fueron colocados en la base de la columna de la Exedra de la Plaza Principal, en donde actualmente permanecen.

José María Chávez Alonzo.

Queda así para las nuevas generaciones, su vida como ejemplo a seguir por sus virtudes de hombre bueno, activo, visionario y trabajador hasta el sacrificio en el cumplimiento del deber.