Descubren evasores

Aunque pese

Salvador Martínez G. ___________

 Durante muchos años en México los que más tienen, menos impuestos pagaban, evadían, eludían, recibían condonaciones y triangulaban ganancias a través de fundaciones y asociaciones supuestamente altruistas.

Todo ello comenzó a cambiar a la entrada de esta administración, cuando se anularon las condonaciones de multas y adeudas, lo que permitió sustanciales incrementos en la captación y, luego, en el presupuesto por ejercer al siguiente año.

Así fue en 2019 y 2020. Se pensó, se aseguró, que ya no habría de dónde incrementar la captación impositiva para mantener el gasto social en 2021, y para el 2022, la necesidad de recurrir al aumento de impuestos o a la deuda pública.

Raquel Buenrostro.

Ni una ni otra sucedió; esta semana Raquel Buenrostro, titular del Servicio de Administración Tributaria aseguró que sí hay de dónde incrementar la captación de impuestos, pues reveló que grandes contribuyentes de 40 actividades económicas evaden y eluden al fisco.

Se estima que 700 mil millones de pesos dejan de ingresar a las arcas de Hacienda por parte de grandes contribuyentes que, de diversos giros, acostumbran prácticas viciadas mediante deducciones indebidas, planeaciones fiscales, interpretaciones legales falsas, defraudación fiscal.

Con todo ello, logran disminuir sus pagos por Impuesto Sobre la Renta hasta niveles de sólo dos por ciento, cuando la tasa impositiva establecida es de 30 por ciento. Además, muchas empresas piden todavía devoluciones de impuestos con los que ya ni siquiera pagan, sino hasta cobran.

Así se subsidia a la gran empresa, pero según Buenrostro, esto ya no va a suceder y, por el contrario, se logrará aumentar la captación fiscal hasta en los mismos 700 mil millones de pesos que ahora se pierden. Ojalá.

SUSURROS

En donde sí andamos mal es en materia laboral, no sólo porque el aumento inflacionario ya hizo nugatorio el incremento salarial de enero pasado, sino porque la secretaría del Trabajo, a cargo de Luisa María Alcalde, nada ha hecho por acabar con los vicios sindicales que mantienen eternamente a los líderes.

Tampoco ha logrado acabar con la explotación laboral que llega hasta a niveles de trata de personas en algunos sectores como el de las maquilas y el de la producción agraria.

Obreros, obreras, jornaleros y jornaleras agrícolas no sólo son obligados a trabajar jornadas de muchas horas (más de las ocho legales), sino que hasta se les induce a las drogas para que aguanten tanto tiempo de labor.

Urge corregir todo esto.

salvadormartinez@visionmx.com  Twitter: @salvador_mtz

www.entresemana.mx

www.abachainforma.com.mx

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: