Candil de la calle y oscuridad de su país

127
PUBLICIDAD

¿Tienes alguna duda o situación con tu mascota?

M.V.Z. Salvador Cisneros Guzmán

M.V.Z. July Barba Sánchez

Local 108

Tel.: 449 918-4387

Urgencias: 449 110-7792

En la opinión de…

Ricardo Sanher _____

Cada vez se aprecia con mayor claridad las diferencias entre el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, de quien dicen ya cayó de la gracia del señor del Palacio por los mediocres resultados que ha conseguido en el combate a la pandemia del Covid-19, aunque en su descargo habría que decir que López-Gatell, como todo el gabinete, siguen órdenes del tabasqueño y que si éstas no dan resultado, tienen que cargar con esos resultados negativos porque la investidura del Primer mandatario debe permanecer inmaculada.

Si lo anterior queda claro, toma forma aquello de “candil de la calle y oscuridad de su casa”, como los actos presidenciales han dejado constancia y sólo así se comprendería la estupidez de López-Gatell al proferir que: “Por cada dosis que por acción judicial por esta sentencia de amparo se desviara hacia un niño o niña, cuyo riesgo en menor, se le está quitando la oportunidad a una persona que tiene un riesgo mayor”. Pero el fin de semana se concreta el envío de 300 mil dosis de vacuna anticovid, 150 mil a Honduras y 150 mil a Bolivia.

No tendría fundamento una crítica a este noble gesto por parte del gobierno mexicano si no fuera por el contexto social que envuelve esta pandemia, es decir si fuera real la existencia de un esquema de vacunación para la población de mexicanos en general y que no existieran los amparos a los que tuvieron que recurrir  los niños en situación vulnerable de salud.

México durante mucho tiempo era visto por los países hermanos centro y sudamericanos como el “hermano mayor”, los políticos de antaño aparte de su preparación académica tenía una amplia experiencia política, buena o mala, sabían negociar y sobre todo tenían bien claro cuál era el mejor rumbo para el país, según el ámbito de su competencia.

En este contexto, la dura crítica contra el gobierno por regalar, en este caso vacunas anticovid, a países hermanos no existiría porque la preparación y oficio de la gente al frente de la Secretaría de Salud, tendría resuelta la situación interna de vacunación, desgraciadamente esto es utópico en la actualidad. Pero desgraciadamente el mal llamado “Doctor Muerte” parece que aún cuenta con algo de estimación del Presidente o éste aún confía puede seguirlo utilizando como pararrayos.

Qué tan mal está la situación política y social en el país que ha hecho a los mexicanos extrañar a los pasados regímenes, porque la percepción de la población es diametralmente opuesta a los “otros datos” que Andrés Manuel exhibe en su show de las mañanas. Esto es realmente preocupante ¿o no?

www.entresemana.mx

www.abachainforma.com.mx