A ti madre: nuestra eterna gratitud

Luis Fernando Pasco Chávez _______________
Académico/ Investigador

Hoy, 10 de MAYO  se Celebra en México, el Día de la Madre.

Aunque estas líneas sean duras, pese a que mis reflexiones hoy son poco elegantes, algo ácidas, reflexionadas y críticas, encierran detrás de la crudeza de la “cáscara” la genuina sensibilidad y el profundo respeto que nos inspira privilegio y la gran responsabilidad que tienen las mujeres de ser…

¡!!!  Madres….a  toda madre…!!!!!

Al final de este texto les comparto la liga electrónica, de la publicación en Reporte Índigo:  la Ley Federal de Trabajo tiene una deuda con las madres trabajadoras.

1, Nunca he credo, ni creo que se necesita tener, ni programar un día para celebrar a la madre.

Que cada hijo, cada familia celebre a su madre.

  1. Cada hijo, cada familia debe antes que celebrar, agradecer a la autora de sus días, al ser humano, que le dio la vida, y de manera espontánea, natural brindar su afecto, su cariño, su eterna gratitud a aquella mujer que lo prodigo de alimento, de abrigo y de cariño y guio sus primeros pasos.

Basta de “comercializar” el afecto, el cariño y la gratitud que le debemos a nuestras madres, aún en sus dudas, en sus temores, en sus naturales imperfecciones humanas.

  1. Nunca podremos retribuirle al cien por ciento, lo que ella, nuestra madre, hizo por nosotros.

Nuestra madre, tampoco espera que le retribuyan su entrega fue incondicional, íntegra, plena, generosa.

4,  las autoridades, las leyes,  el estado mexicano y muchos otros estados y países  latinoamericanos lo que aplauden y celebran en bellos  textos y muy bonitos, con emotivas  palabras.

Están muy lejos en la realidad de hacer justicia social, justicia económica con la gran mayoría de madres trabajadoras mexicanas.

  1. Vale madre:

Lo que las leyes, los que las autoridades no logran ni hacen   respetar a la  gran mayoría de madres trabajadoras y mujeres

Contundente y genuina frase ( expresión popular  ) mexicana, es auténtico imperativo ético:  vale madre.

  1. La realidad política, económica, laboral, social y jurídica esta muy lejos de ser protectora, y garante de una calidad de vida digna para la gran mayoría de mujeres en Méxco.

Y esto es válido también para los hombres mexicanos…

Muchos hombres mexicanos y muy hombres, soportan muy bien al estado mexicano, con sus generosas remesas en dólares, y los que trabajamos en México los soportamos con nuestros impuestos.

Y no como alguna vez, expresara en forma cínica aquel Presidente estudiado y graduado en Harvard University  Carlos Salinas de Gortari:

“Que los bajos salarios en México, eran un gran factor de competitividad económica”.

Pobre expresión del ex  Presidente…

La letra en el papel es poesía. la realidad es muy dura, muchas veces cruel, muchas veces Ignorada.

La ley es pura madre

No es ni será la ley, la que consiga unas mejores relaciones entre todos los ciudadanos mexicanos, entre los hombres y las mujeres, entre los distintos grupos sociales. Hace falta:

  • Educación y Sensibilidad Social
  • Respeto al prójimo.
  • Generosidad en la economía de la fraternidad y del corazón
  • Que la autoridad se aleje del “valemadrismo
  • Profunda y sentida ética personal, profesional y social.
  • Muchos otros aspectos, que se los dejo a su sano juicio.
  1. Diálogos en confianza, en un excelente programa del Canal Once. Hace pocos días analizando el tema: Ser madre en México, una joven invitada, supuestamente especialista, expreso lo siguiente:

“Que muchas mujeres, ya no quieren ser madres, porque es mucho el trabajo y no tienen reconocimiento social”

Esta joven no tiene abuela. así pensé.

https://www.youtube.com/watch?v=Zk5QyBuThEY

¿De cuándo aquí las madres de antes, las abuelas, esperaban siquiera que les pagaran y recibir el aplauso social?

Cada madre, estaba feliz, con su propia entrega, con su incondicional amor y protección que le brindaba a sus hijos.

La biología de la maternidad, en si misma; es causa y motivo de felicidad.

Para muchas mujeres la maternidad significa: honda, profunda, infinita fuente de alegría y satisfacción.

Cierto, en nuestros aciagos días, donde los partidos políticos derrochan presupuesto, muchas madres trabajadoras viven la angustia cotidiana de llevar el pan nuestro de cada día, a sus hogares donde en muchas ocasiones, el varón está ausente.

No todas las ausencias de los varones, son por irresponsabilidad paterna.

El sistema económico, a muchos de ellos los ha doblegado, los excluye, los margina,  los ha herido de “inanición económica”, los ha mancillado en su “dignidad varonil”  porque la Rentabilidad Empresarial, exige, obliga a “pagar lo mínimo”  y muchas veces, en condiciones laborales precarias, inciertas, abusivas.

  1. Claro, la ideología de la época a muchas chicas jóvenes las tiene confundidas y andan perdidas buscando su propio rumbo personal, laboral, económico y la autoridad.

No ayuda ni madre

Claro, la “autoridad” no comete el error de vivir fuera del presupuesto.

Si la cantidad del presupuesto es poca, al jefe le toca”

  1. Falso generalizar sobre la situación de la Mujer en México. No todas las mujeres, ni todas las madres mexicanas, son iguales, ni disfrutan de los mismos beneficios de la economía, de la ley de la sociedad. Ellas solas se fortalecen por el amor a sus hijos.

Las profundas e inequitativas diferencias sociales, laborales y económicas afectan a la gran mayoría de madres trabajadoras.

Simplemente, la reciente eliminada figura jurídica del “outsourcing”, también llamada sub contratación laboral, sin temor a equivocarme, sin ninguna duda, sin ser abogado afirmo categóricamente:

“Un fraude social y laboral. Donde muchos sin trabajar, ganaban dinero con el sudor del trabajo de muchas mujeres contradas por “agencias”, tercerizando el trabajo, precarizando el empleo y agraviando el ingreso semanal o quincenal de muchas mujeres.

¡Que poca madre!

No es lo mismo una madre del  privilegio del campestre, que una madre de una colonia sin servicios básicos elementales.

Muchas veces es el propio estado el que abusa de ellas.

Los partidos políticos sólo las utilizan.

Las iglesias las adormecen, a muchas.

Ya decía Nietzsche:

“A las primeras que arrodillan las iglesias, son a las mujeres”

A muchas otras mujeres les vale madre.

El estado y la Iglesia.

No sería ni justo ni grato, finalizar estas líneas dejando un “mal sabor de boca”..

Nuestra innata sensibilidad aflora, resplandece y es muy justo y digno cerrar con broche de oro este texto.

Toda madre se merece un verso, una emotiva poesía. Si la acompañamos con un billete sería mucho mejor.

Aun en nuestras duras luchas sociales, políticas, legislativas y hasta religiosas, ellas todas las madres, se merecen el cálido texto de una bella poesía,  que nos comparte una poetisa chilena,

A LA MADRE

Dulzura

Madrecita mía,

madrecita tierna,

déjame decirte

dulzuras extremas.

Es tuyo mi cuerpo

que juntaste en ramo;

deja revolverlo

sobre tu regazo

Juega tú a ser hoja

y yo a ser rocío:

y en tus brazos locos

tenme suspendido

Madrecita mía,

todito mi mundo

déjame decirte

los cariños sumos.

Gabriela Mistral, poetisa chilena

El Rosario de mi madre, de Salvador Rueda.

Este hombre de letras español cultivó, entre otros géneros literarios, la poesía. Destaca uno dedicado a su progenitora, ‘El Rosario de mi madre’, del que incluimos un extracto a continuación:

“Donde los dedos al rezar pusiste,

como quien reza a Dios ante el santuario,

en mis horas de enfermo solitario

voy poniendo los besos que me diste.

Madre, vals peruano en la voz de los Chamas:

https://www.youtube.com/watch?v=4ggLNA_BScU

10 de mayo debe celebrarse todos los días en paz y en justicia social, laboral y económica..

Luis Fernando Pasco Chávez

Académico/Investigador

Referencias:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: